Febrero, 29…

29 Feb
 
 
      ¿Vieron?: La luz está cambiando, y aunque el sol de febrero luce anaranjado y furioso, hay algo en el aire que anuncia el otoño. Manzanas rojas, uvas negras y verdes, grandes higos marrones, peras regordetas y perfumadas; clarea más tarde, oscurece más temprano. Esa mezcla de calor aún y humedad: pronto se llenarán de hongos los potreros, las pampitas húmedas de los bosques. Hay un aire de Pascua anticipada, strudel tibio con manzanas nuevas… pero todavía estamos de Pelopincho y helado. Algo del fin que se acerca, si hasta algunas hojas empiezan a amarillear. ¡Tanta fruta y yo con el dulce sin hacer!. En Marzo, que es junto con el bello Abril el tiempo de las bayas, es lindo juntarlas en grandes baldes y tomarse dos o tres días para llenar de dulces la alacena: la casa llena de perfumes otoñales, ya si tenemos cocina a leña y los preparamos mirando los cerros mientras sale el humito por la chimenea… ¿algo más?: unos buenos tés, pan de la casa… 
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: