Haciendo nada a los 14…

22 Jun
 
  Recuerdo cuando quería y no quería crecer… faltaba a las clases más diversas y me quedaba horas en los bares que iba ubicando conforme al criterio “Lindo para escribir y mirar por la ventana”. Lo que incluía ubicación, precios, tranquilidad y, sobre todo, la posibilidad de quedarse largo rato sin mozos molestos que me putearan. Buscaba lugares más bien vacíos, algo que, dependiendo de las horas, no era tan difícil.
  Y me sentaba a escribir… porque iba a escribir. ¿Qué escribiría?. Nunca tenía dinero, apenas para un café, aunque fuera enero. 
  Café sistemáticamente horrible, pero era lo más barato. Si tenía dos cigarrillos -altri tempi en que se fumaba en los bares de Buenos Aires- ya me sentía la heroína de la literatura universal… ¡y todo por el mismo precio!.
 
 
 
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: