Volviendo en bondi

25 Ene
 
 
…de la algo desprolija y sucia Gran Kapital de Petibonia, me sorprendió el aire limpio de Santiago: había llovido, el cielo estaba precioso, los campos verdes, la gente trabajando en las cosechas. Desde la vera del camino me saludaron pilas inmensas de sandías... Me pidieron entre gritos que las nombre -son algo histéricas- y obviamente, que las escriba en verde y blanco, tal como son.
Sorpresa 1: entrar a la nueva y ¡¡archimoderna!! Terminal de Omnibus de la antigua, venerable “Madre de Ciudades”.
Sorpresa 2: los cerros al fondo, tal como me esperan siempre visibles desde el camino y … nevados en Enero… un típico caso en el que nos olvidamos del “bondilag”, contentos de volver a casa.
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: