el tiempo

8 Feb
 
 
  Hace algo más de un año terminó mi niñez.
Fue repentino; caí en la cuenta con el correr de los meses. 
Lo sorprendente es que pasé a la adultez más adulta: desperté con 53. No recuerdo juventud ni la primera madurez.
  Sentí algo de alivio pensando en los próximos treinta años de vida deseada… pero no serán de los que miran al futuro, como al comienzo de la vida. El futuro llegará con la muerte.
  ¡Y yo con estas mechas!
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: