Nornas y Walkirias

13 Ene
 

Ascendiendo al Valhall, recompensa a la muerte con honor

 
 
 
 
     
                             
 Otros espíritus, por lo general, mujeres,  elogiadas sobre todo por su sabiduría, intervenían en la vida de los mortales, hasta el punto de llegar, incluso a modificar su destino. Estos demonios femeninos, dueños de lo por venir, fueron conocidos con el apelativo de Nornas,por el que son universalmente famosas. Eran representadas como hilanderas por cuyos dedos pasaba el hilo del destino de cada mortal. Como conocían las viejas costumbres y los antiguos preceptos del Derecho, podían discriminar la suerte merecida por cada indivivuo, llegando incluso a poder pronunciarse sobre la de los Dioses,pues sabido es que, como ocurre con losHombres, no entra en las atribuciones de los Ases, escapar a su destino.
   En un tiempo se creyó que sólo existía una dispensadora del destino, pero a esta primera Norna se le dieron pronto unas hermanas que, con el tiempo, fueron divididas en dos grupos: las que empleaban su poder en hacer felices a los humanos y las que ponían a contribución toda su malignidad para perjudicarlos.
   Estas diosas del destino son las antecesoras de las hadas que aparecen junto a la cuna de un niño, ya en su aspecto benéfico, haciéndole mágicos presentes, ya como poderes adversos, encargados de lanzarle una maldición susceptible de pesar sobre toda su existencia.
  Cuenta la leyenda escandinava de Nornagest, que al nacer este héroe se vió en torno a su cama, junto a la cual había dos velas encendidas, a unas mujeres que tenían el don de profecía. Las dos primeras dotaron al recién nacido de las virtudes más diversas, y le vaticinaron que sería el hombre más feliz de los de su estirpe; pero la tercera, muy enojada porque los asistentes, arremolinándose en torno a la cuna, la habían atropellado y arrojado al suelo, quiso vengar en la criatura el ultraje sufrido, y exclamó: “He resuelto que su vida termine el mismo día en que la vela que está a su lado deje de arder”. Inmediatamente, la mujer de más edad cogió la vela y la apagó, recomendando a la madre que no la encendiese antes de que llegara el último día de la vida del niño. Por eso se lo llamó Nornagest, que quiere decir “el acogido a la hospitalidad y protección de las Nornas”.
   Desde tiempos tan remotos que son difíciles de precisar, se fijó en tres el número de Nornas.La primera era la viejaUrd, es decir “el Destino”, nombre con el cual se designó una fuente que se hallaba cerca de una de las raíces del fresno Yggdrasil. Éste fue el lugar habitual de reunión de las tres divinidades, las cuales regaban el gigantesco árbol para que no se secase. Las dos compañeras de Urd son conocidas en algunos documentos como Verdandi y Skuld, “lo presente” y “lo por venir”, de donde se infiere que Urd era la Norna de “lo pasado”.
   También las Walkirias son divinidades distribuidoras del destino, pero su poder se limita a sólo una clase de hombres: los guerreros. En el mismo campo de batalla conceden la victoria a uno de los jefes en pugna, designan a los héroes que deben perecer y eligen entre éstos a los que más tarde, en Walhall, serán admitidos a beber la cerveza y el hidromiel en los banquetes deOdín. Además, participan personalmente en los combates; Walkiria significa explícitamente “la que escoge los guerrerros destinados a morir en el combate”.
   Los poetas solían representar a las Walkirias como diosas cubiertas con casco, empuñando una flamígera lanza y montadas sobre aéreos corceles, de cuyas crines caen gotas de rocío en los valles, o granizo sobre los bosques. Pero a veces las representaban también con la apariencia de muchachas que llevan plumas de cisne y pueden volar; toda Walkiria tiene la posibilidad de metamorfosearse en una doncella-cisne. Estos extraños y graciosos seres sienten predilección por las orillas de los lagos o estanques, en el interior de los bosques solitarios, y pueden, a voluntad, desprenderse de su plumaje y recobrar la forma humana. Pero si hallándose en esta situación, se presenta un hombre y les roba sus plumas, no podrán escapar ya, y en lo sucesivo, estarán sujetas a aquel que las sorpendió.
   Por haber dejado que la sorprendiese un hombre, la Walkiria Brunilda atrajo sobre sí la ira de Odín.
Como escarmiento, Odín le clavó a Brunilda una espina mágica que la sumió en un sueño profundo y luego la encerró en una morada circundada de llamas. Brunilda no volverá jamás al Walhall, de ahora en adelante llevará una vida terrestre, ha dejado de ser una walkiria. Pero aún así, sólo podrá casarse con ella el héroe sin miedo que logre saltar a caballo las altas llamaradas que la separan del mundo. Y este héroe será Sigfrido…
   Las Walkirias pueden despertar en los hombres el amor y llegar a ser sus esposas, tal como refiere el relato de Helgi, que concibió un apasionado y fiel amor por una Walkiria llamada Kara, quien vestida con sus plumas de cisne, lo acompañaba al combate y, volando sobre el campo de batalla, emitía tan cautivadoras melodías que los enemigos sentían relajarse su ardor combativo y acababan por renunciar a defenderse. 
   Pero un día en que planeaba sobre el lugar en que combatía Helgi, éste, al intentar descargar su espada sobre un adversario, alcanzó a Kara, con tal mala fortuna que la hirió mortalmente. En aquel instante se derrumbó su felicidad…
  
Las tres Nornas, o divinidades del Destino, tienen su morada al pie del fresno Yggdrasil, que sostiene el Universo. Un mostruo, Nidhogg, roe sin descanso una de las raíces del árbol, y cuatro ciervos devoran incansablemente los tiernos brotes de las ramas, pese a lo cual el fresno no para de crecer, gracias a los solícitos cuidados de las Nornas, que lo riegan con agua de la fuente de Mimir.
 En las aguas de este manantial nada una pareja de cisnes, de la que proceden todos los humanos…
 
 
 
 
 
 Mitología General, publicada bajo la dirección de Félix Guirand; Editorial Labor, 1965
  
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: