El Theravada y el Mahasanghika

27 Ene
 
 
 
 
    Cien años despés del Primer Concilio, se reunió un segundo cónclave budista conocido como el Segundo Concilio. Algunas fuentes lo hacen remontar a ciento diez años después de la muerte de Buda. En todo caso, es alrededor de esa época cuando la orden budista aparece dividida en dos grandes ramas, una conocida como el Theravada o "Doctrina de los Ancianos", la otra como Mahasanghika o "Miembros de la Gran Orden". El Budismo de la primera fue transmitido en tiempos posteriores a los países situados al sur y al este de la India y representa el origen de la clase de Budismo que prevalece hoy en Sri Lanka, Thailandia, Birmania, Camboya, Laos…
  Por esta circunstancia podemos suponer que los motivos que llevaron a convocar el Segundo Concilio eran muy diferentes de los motivos que hicieron convocar al primero, cuando los apesadumbrados discípulos de Shakyamuni se reunieros para honrarlo y perpetuar su memoria.  Nos dicen las escrituras que Upali, quien había desempeñado un importante papel en el Primer Concilio, murió treinta años después de Buda y nos es lícito suponer que la mayor parte del resto de los discípulos murió alrededor de la misma época. En la época del Segundo Concilio la orden budista estaba dirigida por hombres que pertenecían a la cuarta o quinta generación posterior a la de su fundador.
  El motivo que llevó a convocar el Segundo Concilio fue una diferencia de opinión sobre los preceptos. Un grupo de monjes de la tribu Vaiji de la ciudad de Vaishali, patria del famoso creyente laico Vimalakirti, apareció con una nueva interpretación de los "Diez Preceptos", las reglas fundamentales de disciplina para los monjes de la orden, y el Concilio se reunió para considerar la validez de la interpretación de aquellos monjes.
  Los monjes de Vaishali presentaron una lista de diez acciones antes prohibidas a los miembros de la orden y propusieron que se las declarara lícitas. El primer punto, por ejemplo, proponía que se permitiera a los monjes guardar sal y tener una reserva de ella; antes estaba prohibido el almacenamiento de cualquier alimento. Otros puntos proponían que se permitiera a los monjes comer después de la hora del mediodía, un acto normalmente prohibido; que en determinadas circunstancias se les permitiera usar catres, colchones, esteras y ropas que no se conformaban a las medidas prescriptas y tomar ciertas bebidas normalmente prohibidas. El último punto, que proponía que se permitiera a los monjes aceptar donaciones de oro y plata, fue aparentemente el más controvertido de todos, puesto que aceptar cualquier clase de limosnas en dinero estaba estrictamente prohibido en el pasado.
   Los Diez Preceptos de los Vajji les habrían permititdo realizar ciertas acciones hasta entonces prohibidas a los miembros de la orden. Pero no pasó mucho tiempo sin que se corriera la voz de sus innovaciones y llegara hasta los ancianos de tendencia conservadora de la orden que las recibieron con gran alarma. Por eso, al poco tiempo, un buen número de monjes ancianos procedentes de toda la India se reunió en un jardín de la ciudad de Vaishali para considerar el problema. Fueron elegidos cinco monjes ancianos para representar a los que acudían desde el Este y cinco monjes para representar a los que acudían desde el Oeste: a ellos de les encomendó la tarea de examinar los "Diez Preceptos" de los monjes de Vaishali a la luz de las doctrinas sobre disciplina heredadas del Primer Concilio.
  Una vez hecho esto, el presidente de la reunión eligió a setecientos monjes y les hizo recitar colectivamente los Sutras y las Reglas Vinaya (de disciplina), así como hiciera Mahakashyapa en el Primer Concilio. De esta manera terminó el Segundo Concilio o "Reunión de los setecientos monjes".
   Las proposiciones de los monjes Vajji fueron rechazadas in toto por los ancianos de la Orden. Los monjes de Vaishali, al terminar el Segundo Concilio, formaron un grupo de diez mil monjes y una asamblea propia conocida como la "Recitación del Gran Grupo". Con el tiempo, este grupo llegó a ser conocido como el Mahasanghika o "Miembros de la Gran Orden", para distinguirlos del grupo del Theravada o "Doctrina de los Ancianos", de suerte que la orden budista quedó dividida en dos facciones.
 
 
 
Budismo, el Primer Milenio; Daisaku Ikeda, Emecé , Argentina, 1983.
 
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: