Querido Diario…

18 Feb
  
 
  En la pensión del barrio plateado por la luna , verano  de 19…
 
 
    Aquí por fin, en la noche, tranquila y sola; ¡tantos días!, aunque no te extrañé en lo más mínimo. Más bien me enfermás un poquito, debe ser ese efecto espantoso que producen los “Queridos Diarios”  cuando nos sorprenden pasados los años…
   Con todo, ¿para qué resistirse?, pucha, siempre vuelvo a vos, como en el tango.
  ¡Ni te imáginás los agitados días de trabajo, encuentros ,mates demorados y paseos que se sucedieron desde que Estelita llegó de Ulan Bator!. El primer día nomás, nos quedamos hasta las cinco de la mañana entre chismes de la corte del Gran Príncipe Mongol, las últimas noticias de Petibonia y las penas de amor, mates y alfajores mongoles incluídos.
  
 
 
 
   
    Estela me tiene loca con su proyecto de la  Internacional de las Modernas Chikas …  en fin, un nombre provisorio, te aclaro, entre los muchos que se barajan en reuniones algo eufóricas.
   No sé, vengo de sobrevivir a mil avatares históricos, a tantos cambios del destino… ¡me esforcé  por construir una nueva vida, lejos de todo el fragor de la lucha de klases!, que la sóla idea de cambiar por… bueno, no sé muy bien por qué cosa, me hace dudar.
adhieren a… bueno, tampoco entiendo muy bien a qué adhieren, aunque parece importante.
  Estelita me dice, y no le falta razón, que estoy demasiado enfocada en mi algo estrecha “vida privada”. Mi mundo es el trabajo, los estudios, los sueños compartidos con Andrei, como cuando volvemos en el colectivo 28, muertos de cansancio y felices, después de haber bailado toda la noche  … también las cuentas que tengo que pagar, mis escritos que nunca nadie leerá y las clases de Corte y Confección. Sí, es un mundo pequeño. Bueno, de vez en cuando también tengo que limpiar, lavar y planchar la ropa, hacer compras y cocinar (cosa que Estelita detesta, qué notable) y que a mí me encanta. ¿Renunciaría a mis tranquilos tés con Andrei?.  Adoro esos atardeceres lentos del otoño cuando me espera en la pensión con scones que, para qué te voy a mentir…¡le salen geniales!. ¿Ves..? ¡Ya me fuí a los caños!.
   Es que la vida plebeya te lleva, entre sus mil sueños y pesares; te parecerá absurdo, pero hasta me cuesta renunciar a las charlas con Doña Chola que, además de chusmearse todo me enseña un montón sobre plantas y flores. Sí, ya sé y siempre es igual: “No te llevará mucho tiempo” ,”Es algo voluntario y vos decidís cuánto, cuándo y cómo”, etc, etc.
  Pero Estelita es una gran líder, empeñosa, exigente y apasionada… una vez que entre en el candombe, ¿cómo me la voy a sacar de encima?.
  A una Secretaría de RRPP e Internacionales le dije que ¡ni soñando!, es lo más alejado del bajo, bajisimo perfil (¡sobre todo internacional!) que cultivo y cultivaré hasta el fin de mis días.
   Sin embargo,una Secretaría Administrativa no me parece tan irrazonable, sobre todo desde que me quiere convencer de abandonar mis horas cátedra de Protocolo y Etiqueta en las Academias Pipman y todos mis trabajos de secretaria free-lance para concentrarme allí… ¡son unos buenos mangos, che y en euros!
  No sé… debería hablar con Andrei, y es lo que pienso hacer esta semana.
  
  
 

 
 
Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: