Volvió el Correo Sentimental: de a una, chicas, please…

22 Feb

 

Barracas al Sur, bajo un cielo de verano, en marzo…

 

Estimada Sra. Princesa:

                                                            Motivan estas líneas la sorpresa y , casi diría, el estupor que me produjo la irrupción de un amor lejano. Lejano en el tiempo, lejano en el espacio y, en lo que a mí respecta, lejano hasta en lo de “amor”… es que, ni lo recordaba, aunque después recordé. Me siento algo avergonzada de no haberlo amado como él me amó, de no registrar siquiera las circunstancias en las que dejé de verlo, hace un siglo y medio, aproximadamente: ¡un amor casi infantil!.  ¿Y cuál es mi pregunta?. Ninguna, me apuro a aclararle. Es que el asunto tiene su belleza. Y algo de inquietante…

Marga, cuya juventud se fue…

 

Reply:  Marga, te imagino con un vestido de percal. Un amor infantil es algo muy serio, Marga. Estarán unidos de algún modo inexplicable, o más bien “explicable” por las leyes de los amores infantiles, que son inexorables. ¡No le hagas daño a ese muchacho (quizás sea viejo, ya) ni lo ilusiones!,  tal vez todavía puedan tomar un helado juntos, ir al Jardín Botánico o algo así…

   

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: