querido diario

3 Ago

 

 Agosto en la pensión de barrio; es miércoles, 20..

   

          ¡ando envuelta en tantos sueños!, que te veo perdido entre el montón de libros, apuntes,tickets, papeles, boletas impagas, cartas de amor, posavasos de cerveza y se me estruja el corazón. “Pero yo sé”,  dice Tita Merello en Dandy  sé, que si hubiera un incendio, huracán, terremoto, una invasión extraterrestre incluso y tuviera que salir de raje de esta ilustre pensión arrrrrrgentina, serías lo único que no podría dejar morir. Vos y mi cartuchera de lápices y mil cosas más. Te escribo porque es un día fabuloso de invierno y no podía pasar sin contártelo. Fiaqueo en lugar de trabajar trabajosamente en mi trabajoso trabajo sobre la Culpabilidad. Y lógico, como no podía ser de otra manera… me siento culpable. Lo notable es que el hambre -con culpa o sin ella- no se me va para nada. Entonces negocio lo siguiente: titulo los dos escritos, los borroneo y guardo para “después”; te cierro y acomodo prolijamente sobre mi mesa… y huyo a la cocina a preparar una buena olla de humita. Es que Elenita Curtis trajo una bolsa de choclos frescos, amarillos y perfumados, regalo de un admirador del campo. Y un zapallo seco, anaranjado furioso, dulzón. De paso, también me mando con una buena salsita picante, con cebollín y pimentón. Almuerzo con Doña Chola y Elenita, espero que no se olviden del vino y el pan… ¡quedaron en traer!

 

 

Humita; "by" Princess!!

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: