de nuestro corresponsal en Petibonia: ¡último momento!

24 Ago

 

    algo me pareció intuir porque ví tres o cuatro bolsas repletas de naranjas, esperando su destino industrial al pie de cada árbol de mi barrio.  Seguían parloteando inquietas, como siempre,con voces algo apagadas por el amontonamiento, las novedades y tanta emoción. Y ví las flores lilas de los lapachos, temblando por el aire todavía frío de la mañana, contra el cielo azul: primavera, again… 

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: