Del Diario de Princesa García: reunión de cráneos del derecho penal -¡y no lo digo por mí!, atenti-

18 Abr

 

En la Selva Nuboso-Calchaquí, primera tarde, primera noche

 

Somos pocos. ¡El lugar es tan bello y silencioso!. Llueve. Se escuchan los grillos. Estoy en una noche de gracia, sóla en “mi” cuarto.  Llegué con el bondi del Capitán Beto, que me dejó en la puerta del Complejo (qué fea palabra, me recuerda a Freud) por dos pesos con ochenta. Fue un lindo viaje con paradas… en cada esquina. Casi llegando y a punto de arremeter la subida hacia la Selva Profunda, sus mosquitos y sus mariposas nocturnas, ¡se llenó de niños!. Como todos los niños que salen de la escuela, reían, hacían lío y hablaban a los gritos. El chofer los fue dejando uno a uno y apenas bajar, salían corriendo rumbo a sus casas escondidas a los costados del camino. Llegué en medio de la llovizna, como corresponde a una selva. Acomodé mis cosas y tomé un buen baño caliente. Ya bajaré más tarde a preparar mi sopa deshidratada en la cocina y a cargar un buen termo para la noche. Pienso estudiar, en silencio, ¡por favor!. No hay radio, no hay tele, no traje celular: el Paraíso.

Más tarde: Hablé con dos colegas, andan un poco perdidos y con ganas de chusmear. ¡Yo no!. Consigo huir y volver a mi cuarto, prepararme un té y ponerme a leer. Apenas vuelva, ¿por qué no el lunes mismo?, me pongo en campaña para perfeccionar mis Estudios Superiores de tejido con dos agujas, tengo que encontrar una buena profe. Además de abocarme a mi trabajo monográfico sobre la Culpabilidad, of course…

Princess

♥♥♥

 

 

¡Viernes 13!, envueltos en una nube espesa y baja

 

Cayó la noche. Húmeda y un poco más fresca. Pasé todo el día tensa, con dolor de cabeza… por lo que “iba a suceder”. Todavía está exponiendo el último grupo del día, ya todos cansados. Y sip, querido Diario: nuestro grupo (al que llamé Las Multirreincidentes, pucha, me gusta ese nombre), decía, “nuestro” grupo, ya expuso. Fue mientras caía la tarde. ¡Ya pasó!, y todo salió bien. Hay un ir y venir alrededor de la organización de un asado para la cena. Parece que de un bailongo también, algo fundamental en una reunión científika que se precie de tal. Para mí viene un lindo baño caliente, lavarme el coco por dentro y por fuera. Y después veré lo demás…

Princess

♥♥

 

 

¡Último día, es sábado!

 

Amanecimos flotando en una nube densa, espesa. Y bajo una lluvia intensa. Bajamos a desayunar con las chicas: ¡¡Llueve a baldes!!. Nos reímos muy cancheras, total, ya pasó lo “pior”. Faltan dos grupos, el almuerzo… y la despedida. Anoche hubo un pequeño accidente, fue un susto; por suerte, no pasó a mayores y la vida siguió. Pero resultó en una ausencia justificada, aunque sentida. Lo mismo siguió el bailongo, la festichola y el chupi hasta “altas horas de la madrugada”. Hoy todos están algo deshilachados y húmedos, con menos power y algo de resaca… científika, claro. Llegó la despedida, por lo menos hasta la fatal hora de entregar nuestros trabajos monográficos, fecha que, acercándose, provocará la consiguiente e inevitable histeria. Yo estuve reunida con un abogado de Praga, escritor también, y me tomé el atrevimiento de pedirle permiso para relevar alguna idea de un genial  cuento suyo. “En la Colonia Penitenciaria” se llama. El cuento, porque el colega se llama Franz Kafka. ¡Pensar que se vino de Europa!. No quisiera cerrar esta crónica más que  privada,  íntima casi, sin pegotear en tus páginas la foto final del grupo con un ¡Hasta siempre, amigos y colegas!

Princess

 

 

 

Una imagen del conjunto

 

 

 

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: