1º de mayo

1 May

 

     Amaneció callado, el cielo tan azul que hería. Brilló el sol sobre las copas de los plátanos: las hojas casi doradas se movieron con la brisa.  Porque es otoño y ya todos lo saben, también el viento. Lloró un niño; lloró y lloró largamente, se oía triste. Después siguió el silencio.

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: