Los grandes inventos de la Humanidad: panqueques, crêpes, waffles y afines.

13 Jun

 

HOY COCINAMOS…

 

Princesa García “as” Mujer Perfekta con wafflera

 

 

Lo que reza el título, amigas (y repito,”amigAs”: asumo que ningún varón se siente aludido en estas columnas culinarias de las están discriminatoriamente excluídos, ¡quéjense en la ONU, háganme el favor!), decía, queridas chikas, que hoy preparamos ese pastroche semiliquido y sumamente sencillo que llamamos “masa de panqueques” y que tiene mil y un aplicaciones.  Desde ya, la más importante: permitirnos en minutitos -sobre todo si tenemos la mezcla preparada y en la heladera o los crêpes previamente hechos- salir del paso con una comidita rápida, un desalmuerzo fiacoso y dominguero o una meriendacena tardía y bien provista.

 

PRIMERO LO PRIMERO: la masa o, mejor dicho, el preparado en que se tiene que convertir nuestra mezcla, que, desde ya lo “planteo”, puede tener muchas variantes. Lo que hay que tener presente es la meta final, o, dicho de otro modo, la teoría general de los crêpes… es que nos tiene que quedar un preparado espeso, ¡no aguachento!, parecido en su consistencia a una masa de buñuelos o de tempura. ¿Comprendido?: entonces manos a la obra, ya que se trata de una simple mezcla de harina/s, agua y/o leche, un par de huevos, pizcas de sal y si gusta, un toque de azúcar. ¡Eso es todo!. Pero si quieren un resultado perfecto hay que tener en cuenta algunos detalles: en primer lugar tenemos que preparar todo lo seco, harina, polvo de hornear SI USAMOS, algo que no es necesario en general pero a lo que pueden echar mano si la mezcla es para WAFFLES.  Entonces CERNIMOS todo eso y lo dejamos al costadito. Por ejemplo, dos tazas de harinas y todo lo demás.  ¿Qué harina usar?. Bueno, básicamente, harina de trigo 0000 -si les gusta integral, utilicen las mismas dos tazas en la proporción 70% integral y 30% blanca-. Pero se pueden animar a otras mezclas: unas cucharaditas de féculas de maíz agregadas a las harinas, un 30% de harina de MIJO junto con la de trigo, 50/50 de harina de trigo y harina de SARRACENO -ésta mezcla es fantástica para panqueques salados- y alguna otra que se les ocurra. Eso sí, siempre con harina de trigo en la mezcla ya que en general, las otras no tienen gluten o tienen muy poco.  Entonces ya tenemos -cernida y arregladita- lo seco de la mezcla.  Lo “mojado” también puede variar: generalmente usaremos una mezclita ya preparada de huevos apenas batidos y colados con agua o con agua y una parte de leche si prefieren. Otra posibilidad, especialmente si los quieren ESPONJOSOS, es agregar las yemas con el medio líquido y batir aparte las claras de huevo para agregar al final de la mezcla. Coloquen el medio líquido en un buen bol y vayan agregando de a poco, los ingredientes secos ya cernidos y mezclados. Baten un poco y…¡listo!: un pastroche bastante especito. Pueden rectificar entonces si les quedó muy espeso o muy líquido, o la sal, que, como en el pan, no debe nortarse mucho o, el dulce, agregando un poquito, muy poquito más de azúcar.  Pero a mí me gustan “neutros”, apenas saladitos y con un toquecito muy pequeño de azúcar o nada.  Esta mezcla mejora notablemente si la dejamos unas horas en la heladera.  También aguanta dos o tres días en la refri, en un recipiente bien tapadito. Eventualmente, se puede freezar sin que se deteriore la preparación, así que ¡a tomar en cuenta estas mezclitas salvadoras en días difíciles!.

 

SEGUNDO LO SEGUNDO: ¡Pasaron las horas!. Qué suerte, porque todo el mundo está muerto de hambre. Sacamos la mezcla líquida de la heladera y preparamos la tanda (traten de hacer bastante, que también se pueden guardar hechos).  Para eso necesitamos una buena plancha de hierro, una sartén bien gruesa y no muy grande, una panquequera o bué… si son ricachonas y pueden, ¡no se pierdan la oportunidad de comprar una wafflera que les durará toda la vida y se la dejarán a sus nietos!.  Mis preferidas son las de HIERRO, como las brasileñas, que son hermosas y con bellas formitas de peces, mariposas, cuadraditos o flores. Las hay muy buenas tipo “Essen”, pero a las de hierro las terminarán amando, son preciosas. Y si no tienen nada de todo eso, ¡se arreglan con una pequeña planchita de hierro o una panquequera de bazar!. Si la quieren sofisticar más, pueden tener planchas cuadradas o rectangulares, que les permitirán jugar con otras formas y aplicaciones. Simplemente calientan bien la sartén, colocándola a fuego no muy fuerte, y untan la misma con aceite -¡poquitísimo!- o, manteca. Esta última opción es un poco más suntuosa, engordante y no apta para quienes no quieren utilizar grasas de origen animal.  ¡Lo demás ya lo saben!: un toque vuelta y vuelta y lo llevan a un plato.  Los panqueques se pueden apilar, hacer bien finitos (mis preferidos) o más gruesos.  Si lo que están preparando son WAFFLES, mejor no apilarlos porque se humedecen y son más ricos si se mantienen crocantes. Y si todo falla, los niños mueren de hambre y no sabemos qué corno hacer, prendemos el horno, aceitamos bien unos cuantos moldecitos de flan o budín individuales, los calentamos y volcamos un poco de la masa semilíquida en cada uno de ellos. Rapidito al horno y los sacamos cuando estén dorados: algo simple, rico y no tan zonzo como parece, que puede acompañar una merienda “infanto-juvenil” si los servimos con una o dos buenas mermeladas y quesos para acompañar. ¡Son los famosos budines de YORKSHIRE!. Y recuerden chicas modernas: los panqueques se pueden dejar ya preparados, bien envueltos con papel film, algo que será muy útil para acomodarles un relleno (que también puede estar preparado) rápidamente, meter al horno O NO, dejarlos al natural y ¡salvar las papas -bueno, los crêpes- en un día ocupado!.

 

TERCERO LO TERCERO:  ¿No pensarán que voy a desarrollar y exponer sesudamente las MIL Y UNA VARIANTES que pueden “meterse” en un panqueque?.  Efectivamente, ¡ni lo piensen!. Pero les tiro algunas posibilidades… siempre teniendo en cuenta lo determinante: ¿DULCE O SALADO?.  Generalmente cuando hablamos de “salado” nos referimos a los panqueques o crêpes. No serán “CANELONES AUTÉNTICOS”  pero quedan muy bien como tales. Y admiten mil rellenos deliciosos como cebolla y espinaca, crema de choclos, ricota y puerros, puré de zapallo hokkaido, tofu… y siguen las firmas.  Quedan geniales así, tibios y con el simple relleno. Ahora si le quieren dar más onda canelonera, los pueden llevar a horno rapidito y salsear con un fileto suave para servir con un toque de queso rallado.  ¿Les gusta el estilo japonés de panqueques salados?: tienen la particularidad de ser salados, ¡siempre! y también la de colocar el “relleno” casi al mismo tiempo que la masa, preparando todo junto y sirviendo dobladitos como un pañuelo. Usen tiritas de pollo -¡cocido y condimentado, chicas!- de carne de cerdo u otras, verduras en tiritas salteadas, hongos, agué y lo que se les vaya ocurriendo.  Hay una variante japònesa FRÍA que es genial para el verano: los crêpes se untan con gomamiso -pasta de harina de sésamo y miso- y se rellenan con preciosas verduras en tiritas que, al cortar el crêpe, forma un juego de cuatro colores muy bonito: tiritas de pepino japonés escurrido, tiritas de tortilla de huevo bien anaranjadote, tiritas de aqué y gajos de cebolla salteada.  ¿DULCES QUIZÁS?:  en este rubro se destacan los WAFFLES, que pueden acompañarse con jarabes, miel, siropes, mermeladas, dulces, frutas, crema batida, crema agria, yogurt y helados. Pero también los PANQUEQUES tienen lo suyo: el clásico argentino con ¡dulce de leche! y uno que recomiendo especialmente pero que tiene una preparación algo más compleja: el panqueque de manzana.  ¡¡Qué bien queda servido con una bochita de helado de crema americana!!.

 

¡Hasta la victoria siempre, amigas!.

Y me voy a comer, que es el inconveniente derivado de escribir tanto sobre morfi…

 

 

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: