querido diario, llegó Julio…

3 Jul

 

 

  y el invierno me sorprendió con el chaleco a medio tejer. ¿Por qué me sorprendería si es Julio, el mes de lo oscuro?. El de mi llegada del espacio exterior también, porque ví la luz terrestre en Julio, hace como cien kalpas…(bueno, no tanto). Todo cumpleaños me acerca a la muerte tanto como antes a las bombitas de crema y a los saladitos que comía sin pasado ni culpa en las fiestas de mis amigos. Y en las mías también, cuando era niña y cumplía años. Todo esto me pone algo dark, -interrumpí unos minutos: Arthur y Jeremías están cortando y acopiando leña y me piden cosas a cada rato-. Me rodea el invierno, la soledad menos Tobi y mis amigas lejanas, ¡la hoja en blanco a nivel sindrome!, ¿viste?-aunque hoy comencé con los balbuceos de mi trabajo, al menos ya tiene título, “partes”, citas y hasta una bibliografía muy clásica-. Y  por supuesto: la certeza en la incerteza de todas las cosas. Escribo en la cama y con chocolate caliente, desde mi Atomic Ranch, en una fría noche de Julio, año 2012.  Fecha, que, de haber escrito en la niñez, sería un encabezado de ciencia ficción, quizás el relato de mis aventuras con una familia adoptiva de sioux, después del desastre nuclear. No obstante, acá estoy: ¡Sólo Alá es el más Sabio! 

 

by Princess!

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: