querido diario:

18 Ago

Examanes de juventud, en la Antigua Academia Real de Secretarias Perfektas

        

Rancho Atómico, casi casi es primavera…

         

      Te resultará algo zonzo, pero sigo el florecimiento de  lapachos y azahares con mi lapicera verde, por eso de estar al tono. Es que llega la primavera ¡y yo tejiendo con lana!: me dí cuenta ayer porque Violeta asomó después de amagar durante dos o tres días.  Salió el sol, se puso cálido y mi tortuga que sostiene el mundo “corrió”  a buscar pepinos y zapallitos, muerta de hambre y gris de tierra, (tengo que bañarla, igual que a Tobi). El runrrun de los trabajos “preparatorios” crece día a día: Arthur y Jeremías vienen todos los días; hay miles de cosas que hacer, especialmente preparar la huerta para los meses que siguen, el tiempo de la luz.  Yo terminé mi trabajo serio, resulta que tiene como cincuenta páginas el engendro (¿será aburrido?, ¡la sóla idea me enferma!). A causa de mi dedicación que me atormenta, tiré todo al cuerno: mermeladas, panes, conservas, y especialmente lecturas, tejido, gallinas y plantas. Duerme mi pullover el sueño de los justos, igual que una cierta pila de libros ¡en  los que no tengo que estudiar ni subrayar nada!, simplemente leerlos, al divino botón y comiendo helado, como en la infancia. Y escribir. Escribirte y hacer pegotes, sistematizar mis recetas de cocina, recuperar la constancia de las notas para la Mujer Moderna, mi Correo Sentimental, en fin, ¡volver a la Razón!. O a la banalité, depende como se mire.  Ahora que ya escribí una cosa seria, al menos una, siento que al fin puedo volver a mí, ¡ya cumplí, papá!: después de tanto viaje -uf, duró casi cincuenta años-, estoy regresando a casa. Esta vez, espero, para no volver a partir… ¿Qué hay fuera de nosotros?, ¿Qué hay que nos haga falta?. Miro estas fotos de juventud, ¡tanto entusiasmo compartido con las chicas de las Academias Pipman, la mirada llena de sueños!. Todo bien con la Academia, (Pipman o la Real Escuela de Altos Estudios Jurídicos de Petibonia, que también frecuenté), pero llegó la hora del regreso…

P.S: termino ¡ya! de corregir y retomo el pullover que estoy tejiendo para Don Cosme. Lo más difícil es resolver el cuello… ¡urgente interconsulta con mi profe, Doña Betty Draper!. Mañana voy.  

Princess G.

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: