querido diario: estoy de vuelta, es casi abril…

22 Mar

 

 

 

Querido Diario:

Querido Diario:

         …en el desierto pampa, buscando amparo ante el frío inminente.  Abril está llegando: trae  cielos azul crayón,  luz suave, aire fresco.  ¿A qué volví?: mientras lo averiguo, o me resigno con cierto desdén a ignorarlo para siempre, trabajo en la huerta, cocino, limpio, tiro “cosas” que no soporto ni sé por qué guardaba, tejo, horneo pan y preparo decenas de frascos de dulces.  ¿Yo escribía?, porque  olvidé todo, hasta el deseo.  Sé que se trata de los efectos de la radiación catódico-universitaria; recuerdo la preocupación de un gran escritor que se lamentaba por dejar su educación para ir a la escuela.  Pero yo estoy volviendo; tampoco soy escritora, menos ¡grande! y no quiero irme nunca más, a ninguna escuela, tras de ningún maestro, ningún sabio, ningún dios, ningún amo.   Cocino, desganadamente, pero cocino:  Arthur y Jeremías almuerzan en casa, haciendo un alto en el trabajo.  Agradezco sus comentarios sobre la leñera, los animales y la huerta, sus proyectos de reformas en la casa… y que se coman todo, especialmente, porque siempre elogian la comida. Todavía no fui al pueblo, implicaría saludar a los vecinos, encontrar a mi profe de tejido (¡estoy en un período de absoluta negación creativa!), pagar cuentas, hacer compras, cortarme el pelo, soportar las demandas del mundo.  Y no estoy lista.  Si supiera dónde va mi vida… aunque bien pensado, debe ser mejor no saberlo.  Sola, fané y descangallada me pregunto por mi pasado y mi presente, tumultuosos al divino botón; ni siquiera soy escritora, aventurera internacional de vida rumbosa, actriz decadente pero millonaria o madre de familia ejemplar. Me hubiera gustado tener un pequeño escritorio, en una casa pequeña.  Apenas algunos cuadernos y lápices de colores; tijeras, lanas, botones, hilos exóticos y lentejuelas.  Una mesa bien grande para trabajar, justo debajo de la ventana que da al jardín.  Un pequeño jardín que pudiera cuidar sola, cuando me aburriera de escribir cosas tontas, de chicas.  Sería suficiente la comida simple y fresca, buenas frutas, buen te, buenos panes, buenos quesos … hasta podría cultivar una pequeña huerta.  Y los libros, claro.  No “necesitaría” viajar, algo tan incómodo y estresante, expresión horrible que se estila  en la moderna conversación social: podría ver el paso de las estaciones desde mi ventana, cosiendo ropa, escribiendo cartas inútiles.  Tendría que encontrar una forma simple de ganarme la vida, digo, cosa de no tener que pensar en eso, algo del estilo de lo que sucede en los libros malos cuando no encontramos la solución: un tío muy lejano muerto en la Patagonia sin herederos, por ejemplo.  No saldría casi nunca, ¡por lo mucho que tendría que escribir!, a mano por supuesto.   Y no buscaría el amor, que requiere atención y tiempo; si por esas cosas de la vida me cruzara, lo dejaría seguir de largo, sin piedad ni autocompasión.  ¡Tengo poco tiempo!: envejezco y me falta escribir ¡un montón!.  ¿Sobre qué?:  no tengo idea; si al menos pudiera borronear un artículo para la Moderna Mujer, siquiera una carta para mi amiga del alma que no tengo, la Dra. Estela Artuá… duermo mucho, eso sí, como si quisiera terminar para siempre con todo lastre, todo peso, toda pena. Al despertar descubro que soy la misma boluda de siempre…  y aunque parezca absurdo, es una comfirmación que me tranquiliza.

 

 

Recomendaciones, "by" Princess!!: a proteger los Diarios Íntimos, chikas.

Recomendaciones, “by” Princess!!: a proteger los Diarios Íntimos, chikas.

 

 

 

.

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: