¿Se puede decir “loco” o es políticamente incorrecto?: ¡Exclusivo!, para el Petibonian Times

24 Dic

 

 -HOY-

 

El loco de la kipá

 

 

 

by Princess!, loca pero lo disimulo.,..

by Princess!, loca pero lo disimulo …bueno, ¡creo!

 

 

 

 

Yo pregunto, nomás… porque en la Gran Ciudá lo fun-da-men-tal son las palabras vacías, ¡lo demás no importa tanto!.   Sin embargo, la ciudad está llena de locos: el del Obelisco, por ejemplo, que, en esta semana navideña se instaló todo el día, bajo el tremendo sol, para desear felices fiestas a la multitud que pasa y pasa, sin detenerse jamás, así aterrice una flotilla espacial. Hoy, que la gente raleó, me cruzó en mi ida y vuelta al súper.  Eso sí, me llamó “Madame” al pedirme unas monedas; también y muy especialmente, me recomendó no usar pirotecnia, “porque los animales se trastornan…”  y me deseó unas felices fiestas. “¿No quieren darme nada?, ¡no importa!:  ¡lo mismo les deseo Felices Fiestas!”, dice, haciendo alarde de buena voluntad, aunque nadie le lleva mucho el apunte.  Porque el loco de ciudad es sólo, profundamente solitario.  Si se mueve siempre en el mismo barrio,  tiene el raro privilegio de que lo conozcan, de ocupar un cierto lugar en el paisaje. Y aunque la locura siempre es triste y desolada, en la gran ciudad es peor, ¡como todo!, que siempre es más triste y desolado.  Un sábado de estos caminé por Palermo… y ¡no me pregunten si “Soho”, “Hollywood” o “Queen” que me enferma y no quiero levantar temperatura, bastante calor hace ya, un poco de piedad, bitte!.  Caminaba por la tremenda Las Heras, frente a la famosa plaza donde supo estar la famosa penitenciaría, lugar en que los autos y colectivos pasan a mil por hora y a razón de mil por hora. Y más aún los sábados a la tardecita en que hay relativamente “poco” movimiento y la calle toma un aire de pista de carreras.  Un muchacho muy, muy alto, flaco además, muy, muy flaco cruzó, algo temerariamente, la avenida.  No parecía tan mal vestido, aunque  sí algo desaliñado.  Alcanzó la vereda por donde yo caminaba: entonces ví que llevaba una kipá… y que lucía más desaliñado de lo que me había parecido de lejos.  También llevaba algo así como una toalla o un paño sucio, a modo de talit.  Pero cuando lo ví bajando otra vez de la vereda a la calle y enfrentar descuidadamente a los automovilistas que le tocaban bocina, como si desafiara la muerte, supe que era otro de los tantos y tantos. un poquito tocados por la locura. O un mucho, depende.  Así y todo, logró cruzar la calle rumbo a la plaza, para volver enseguida, otra vez desafiando al destino.  Yo seguí mi camino, apenas anochecía.  Volví al centro loco de sábado a la noche,  hormiguero inquieto que pulula por Lavalle, por Cerrito, por Corrientes, buscando la felicidad, que es esquiva pero más, los sábados por la noche.  Como yo también soy loca, me decidí por cubrir las dos cuadras que me separan de la redacción del Petibonian Times… por Lavalle, en lugar de hacerlo por Corrientes.  ¿Y a qué no saben a quién vi?:  ¡al loco de la kipá!, que, subido en toda su altura a un cajoncito de fruta -¡quedaba más alto todavía!- predicaba a quien quisiera escucharlo.  Al pasar, me alcanzaron algunas palabras sueltas: corrupción de los gobiernos, fracaso de nuestra democracia, la droga, los males del mundo, el fin de los tiempos.  Llevaba su kipá y su “talit”; muy serio y compenetrado; y hasta tenía público, esas cinco o diez personas que lo escuchaban, atentos… comiendo una porción de pizza, o tomando un helado.  

 

 

♣♣

 

 

¡Buena suerte!

¡Buena suerte!, y que Dios proteja a los locos

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: