Todo lo sólido se desvanece en el aRte

31 May

Pocket Manu al ataque: el turno del “arte”

Yo, minoría absoluta

La estructura del discurso del delirio.

Meses atrás, en una de las miles charlas filosóficas con el extraneurótico padre judío mío (en realidad es más bien una característica familiar, algunos dirían hasta genética, así como la nariz judía, la neurosis judía) le planteé que el concepto de arte, “qué es” y “qué no es” -en tanto a si es o no arte- debería dejar de tener una entidad de algo sagrado, qué “arte” es un concepto definible, y al mismo tiempo abarcativo. Qué “arte” puede ser hermoso, puede ser bueno, correcto, o puede ser una porquería. Hay literatura buena, y literatura mala, hay cine bueno, cine malo, etc.
Más allá de todo esto del arte y blah (que da para otra entrada, porque recuerden que yo tengo opiniones ampliamente desarrolladas sobre todo, hasta sobre la inmortalidad del cangrejo y la existencia de Mongo Aurelio en el discurso cartesiano)…

Ver la entrada original 950 palabras más

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: