El despertar de la razón (I)

9 Feb

INTRODUCCIÓN AL DERECHO

Φ

Enrique R. Aftalión – José Vilanova

Nueva versión con la colaboración de Julio Raffo

Abeledo Perrot; Buenos Aires, 1994- Segunda Edición

ISBN 950-20-0664-X

 

poster_del_alfabeto_griego_superior_y_minusculo-r1f4611b9334241b8820153567aa7a47c_z2k_8byvr_512

 

 Φ

Capítulo 4

Comienzo de la tradición científico-filosófica de nuestra cultura

4.1.3.  La revolución de Tales

Ahora estamos en condiciones de advertir la magnitud de la hazaña de Tales y el sentido más profundo de la tradición fundada en la misma.  Señalaré en el párrafo siguiente algunos caracteres salientes de la revolución que Tales hizo en el pensamiento.  Aunque el sentido propio en que debe tomárselos no es político, admito que tienen la mayoría de ellos una fuerte connotación política. Son, si se me permite la analogía, “armónicos” del sentido filosófico principal.  Armonía grata, y plena de sugerencias,  si se recuerda,  por ejemplo,  que la misma Grecia produjo en Atenas,  un siglo después,  la revolución política más importante:  el tránsito de la sociedad cerrada tribal,  a la sociedad abierta,  democrática.  Sostengo,  en suma,  que la Revolución de Tales fue una revolución liberal, individualista,  racionalista (en el sentido humilde de la palabra razón, recuerden),  democrática y, finalmente crítica.  Trataré de fundarlo:  Liberal,  porque el pensador se atiene a su libre convicción y no a autoridad alguna.  Individualista,  porque el que piensa es siempre un individuo con su nombre propio (adviértase que el mito primitivo es anónimo). Racionalista, porque el libre convencimiento del filósofo  acepta un solo control:  el de la razón. Democrática,  porque la razón constituye el patrimonio común de todos los hombres y no de una casta,  sacerdocio,  secta de iniciados, etcétera. Creo que ya estamos en condiciones de enunciar la idea central que inspiró a Tales su revolución en el pensamiento.  Y es ésta:  extender a todos los problemas el uso de la razón (natural) utilizada hasta entonces por cada hombre solamente para el esclarecimiento de los problemas más circunscritos e inmediatos.  Esta idea fundamental lleva como corolario a la crítica -o al uso de la razón- pues está claro que si la razón es patrimonio de todos,  ninguno la tiene en exclusividad.  De donde se sigue que el método de indagación es la discusión racional de los problemas (igual que para los problemas cotidianos del mundillo familiar).  Pero es de sobra sabido que la discusión racional de un problema entre dos o más individuos,  consiste básicamente en el examen crítico de las razones que el interlocutor aduce en favor de su punto de vista.  La crítica consiste, pues,  en el examen de una opinión enderezado a descubrir sus errores.  No es posible afirmarlo con certeza,  pero parece ser qeu también en esto fue Tales el maestro fundador, pues no solamente toleró la crítica a sus propias doctrinas,  sino que parece ser que propició activamente la crítica inaugurando así una nueva relación de maestro a discípulo.  

4.1.4.  El punto de vista de los jónicos y los principios del racionalismo crítico.

Tales de Mileto (ca. 640-546 a. C.),  Anaximandro (ca. 610-370 a.C.), Anaxágoras (ca. 500-428 a.C.) y Demócrito (ca. 460-370 a.C.) constituyen las figuras más destacadas de la escuela de filósofos y científicos conocidos como “los jónicos” o escuela Jónica,  los cuales estaban empeñados en conocer la physis (o naturaleza) prescindiendo de los dioses.  A la misma escuela pertenece Hipócrates (ca. 466-400 a. C.) fundador de la medicina.  En nuestros días Karl Popper ha revalorizado el punto de vista de los jónicos fundando una corriente filosófica conocida como “racionalismo crítico”.  Veamos ahora,  a grandes rasgos,  los principios que sostiene el racionalismo crítico advirtiendo que,  en buena medida,  ellos fueron adelantados por los jónicos: 1) No hay textos en los que se encuentre garantizadamente la verdad; 2) Cómo sea efectivamente el mundo es el problema principal que los pensadores (científicos y/o filósofos) tratan de resolver (problema cosmológico); 3) Los científicos y filósofos tratan de resolver el problema cosmológico observando (las cosas que pueblan y los acontecimientos o hechos que en él ocurren) y discurriendo acerca de ello (vale decir razonando, empleando un pensar guiado por la razón). 4) El discurso en que se plasma ese discurrir constituye un conjunto de afirmaciones o tesis (quizás entramadas formando una teoría).  Pero como se sostiene en el punto uno de esta reseña, ninguna tesis o teoría es garantizadamente verdadera.  Constituye, pues, una hipótesis o una conjetura.  5) Sin desdeñar la inspiración de los pensadores,  la generalización a partir de las observaciones (método inductivo) o aún el carácter fortuito (serendipidad) de algunos descubrimientos, cuya importancia es innegable en el contexto de descubrimiento, el progreso del pensamiento científico-filosófico transcurre básicamente como una crítica a las tesis o teorías que se trata de superar.  6) La crítica y la eliminación de los errores puestos de manifiesto por la misma es el método racional por excelencia.  Es,  en última instancia,  lo que importa en el contexto de justificación de una teoría.  7)  La verdad es la correspondencia del discurso con la realidad a la que el discurso se refiere. 8) El uso de la razón en el discurso científico-filosófico no es sustancialmente distinto al que emplea cotidianamente el sentido común.

·

De las tesis precedentes entiendo que las tres primeras se encuentran ya en Tales de Mileto  y la octava constituye la idea central que lo animó.  La cuarta es expresa en Jenófanes (570-470 a.C.) discípulo de Tales.  La séptima entiendo que se sigue de la segunda y la tercera si admitimos el carácter descriptivo de nuestro lenguaje (las aserciones que hacemos expresan proposiciones que pueden ser verdaderas o falsas).  Las dos restantes,  quinta y sexta,  se encuentran,  junto con las demás,  en la obra de Karl Popper y todas ellas nos ofrecen una síntesis apretada de su concepción conocida como racionalismo crítico...

Φ

by Princess!!, ensayando y corrigiendo errores y consolándose por la filosofía

      by Princess!!, ensayando,                   corrigiendo errores, consolándome por la filosofía

Anuncios

Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: